Esta semana se hizo pública la apertura de la licitación destinada a construir la futura subcomisaría de Carabineros en Mariquina, que se levantará en los terrenos que posee la institución en el centro de la comuna.

Este hito marca un paso adelante dentro de una gestión de más de una década llevada adelante por la municipalidad local y las instituciones vinculadas. Carabineros funciona hace algunos años en un recinto municipal, ya que debió abandonar sus instalaciones propias debido a las condiciones de éstas, que no cumplían con lo necesario para una tenencia (categoría actual de la unidad policial).

De acuerdo con lo difundido por el Ministerio de Obras Públicas, el proceso de licitación culminará en diciembre, cuando se adjudique a la empresa correspondiente para concretar la inversión de $893 millones de pesos.

El alcalde Rolando Mitre expresó que “felizmente vamos a poder contar con un edificio acorde a lo que necesitamos como comuna, que va a poder albergar a más de 30 funcionarios, más cómodo para todos. Damos un gran paso y con esto reafirmamos nuestro compromiso para gestionar el desarrollo de la comunidad”,

Junto con pasar de ser tenencia a subcomisaría, el nuevo recinto contará con sala de entrevistas para menores, la sala de preparación de turno, sala de armas y el calabozo adicional, entre otros.