A través del Programa Quiero Mi Barrio que ejecuta la Municipalidad de Mariquina a través de un convenio con MINVU, un grupo de vecinas del Barrio Media Luna San Francisco de la comuna se encuentran participando de talleres de Huertos Urbanos. El inicio de los talleres fue el pasado mes de abril y tiene como objetivo promover la producción domiciliaria de hortalizas y plantas ornamentales; fomentando el autoconsumo y la alimentación sana y orgánica en los espacios disponibles al interior de viviendas y patios según lo indicado por Sharon Lorca, profesional a cargo del taller.

Una de las sesiones de trabajo fue la construcción de jardineras escalonadas, para comenzar la siembra de almacigos, instancia donde se entregó el material necesario para desarrollar la actividad. Sumado a esto, durante la jornada del jueves 08 de agosto se hizo entrega de 5 composteras para comenzar con el reciclaje de residuos orgánicos que permitan mejorar el sustrato de las plantas hortícolas.

Las sesiones de trabajo son grupales e individuales, ya que cada participante recibe una visita mensual individual para organizar el trabajo en sus domicilios y además debe asistir a una reunión grupal donde comparten experiencias y nuevos conocimientos para el desarrollo de sus proyectos.

Finalmente, las y los vecinos interesados en participar, pueden hacerlo inscribiéndose en la Oficina del Programa Quiero mi Barrio ubicada calle Las Quinchas S/N, población Arturo Acharán.

¿Qué es un Huerto Urbano?

Un huerto urbano es un espacio que dedicamos al cultivo de alimentos por cuenta propia y de forma natural, es decir, sin llevar a cabo prácticas como las de la industria convencional, como por ejemplo el empleo de sustancias químicas u otros productos similares. La idea es regresar a las prácticas del cultivo natural (ahora también llamado cultivo ecológico) y producir alimentos más sanos.

Los huertos urbanos no sólo son una tendencia. Cuando se asumen como un proyecto a largo plazo, pueden convertirse en una vía para el autoconsumo de alimentos. También ayuda a identificar los ciclos naturales de la tierra y las condiciones propias de nuestro entorno. Esta iniciativa, fomenta el respeto hacia el medioambiente y la necesidad de conservar los recursos que usamos día a día.