Las selecciones femenina y masculina de este deporte paralímpico realizaron trabajos preparatorios en Mariquina (con tres seleccionados locales) a cargo del entrenador Samuel Hidalgo.

Tres días de trabajos efectuaron las selecciones nacionales masculina y femenina de GoalBall durante el último fin de semana en el gimnasio San Luis de Alba, el cual se convirtió en centro de operaciones de los representativos chilenos a través de la gestión de la Unidad de Deportes del municipio.

“La Roja” de GoalBall se encuentra en pleno proceso preparatorio para el sudamericano de la disciplina que se realizará en Argentina, en diciembre.

El GoalBall es un deporte que ya tiene recorrido en la comuna, pero cuya dinámica de juego aún no es del todo conocida. Acostumbrado a explicar cómo se juega, el entrenador nacional Samuel Hidalgo explica que “es un deporte paralímpico que lo pueden practicar exclusivamente personas con discapacidad visual, lo practican en tres clasificaciones que son B1, B2 y B3, según la limitación visual de la persona”.

Se juega con tres jugadores por equipo, todos con antifaces para impedir toda visibilidad y así guiarse exclusivamente por el sonido de un cascabel, acondicionado especialmente. La cancha tiene las mismas dimensiones que una de vóleibol  y cada jugador cubre un espacio de su arco, a la vez que intenta vencer la portería contraria con sus lanzamientos.

Puntualmente, sobre el trabajo efectuado los días 16, 17 y 18 de agosto en Mariquina, Hidalgo contó que “Entrenamos simultáneamente con siete damas y siete varones, con ambas selecciones (…) es una muy buena experiencia salir de Santiago, ya que estamos acostumbrados a entrenar en el CAR (Centro de Alto Rendimiento) y aquí nos encontramos con instalaciones en perfectas condiciones”.

Cabe señalar que Mariquina aportó con tres seleccionados a la nómina, entre ellos Rodrigo Delgado, uno de los precursores del GoalBall en la comuna.